Trump y Boeing: con la White House hemos topado

No vamos a hacer valoraciones políticas de nadie aquí, ese no es el propósito de este humilde blog dedicado a la aviación comercial, pero cuando nos encontramos aquí con decisiones de un calado que afectan a este maravilloso mundo, hay que hablar de ellas. Y encima cuando tenemos el binomio Trump y Boeing.

¿Será Donald Trump una auténtica pesallida par las aerolíneas árabes? (Foto: Gage Skidmore)

La semana pasada vimos como el gobierno de EEUU presidido por Trump prohibía la entrada en el país durante 90 días a ciudadanos de 7 nacionalidades: Siria, Libia, Somalia, Irán, Irak, Sudan y Yemen. No importa que tengan doble nacionalidad: si en son originarios de alguno de esos países no pueden pisar suelo estadounidense.

Probablemente estemos ante al decisión más antiamericana de la historia en cuanto a aviación comercial se refiere. Si hay un país que ha demostrado que el libre mercado aéreo y el movimiento libre de pasajeros es beneficioso para todos es Estados Unidos, al cual le debemos mucho desde la desregulación de sus cielos en 1978. Es más, pocos países han hecho tanto por tener tratados de “cielos abiertos” con todo el mundo como Estados Unidos, que siempre ha preconizado la libre competencia entre aerolíneas desde y hacia su país.

Si echamos un vistazo vemos que Trump no ha sido un necio tampoco: todos y cada uno de los países “sancionados” podrían considerarse como estados fallidos y a ninguno de ellos vuelan las tres grandes aerolíneas americanas, lo que no quiere decir necesariamente que no se hayan visto afectadas puesto que obviamente hay numerosos ciudadanos de nacionalidad “baneada” que tenían reservados billetes con alguna de las “Big Three“. Delta de hecho sacó un comunicado prometiendo devolver el dinero a todos los afectados. Ni siquiera han sufrido los problemas de tripulaciones que han tenido aerolíneas como Emirates o Air France.

¿Y qué pasa con Trump y Boeing?

Si hay una empresa que debe estar que subiéndose por las paredes con esta decisión es Boeing. Hace poco supimos que finalmente Irán también iba a comprar un porrón de aviones a los de Chicago. Varios 737s y 777s: un balón de oxigeno para la transición del 777 al 777-X. Pero con esta sandez de Trump decisión de Trump Irán ya ha prohibido la entrada de cualquier ciudadano americano a su país y lo que es peor: la compra de esos aviones a Boeing se podría ir a hacer gárgaras según esta historia del medio con más insiders en los pasillos de Seattle. Pocos analistas auguran buen futuro a la compra de casi 100 aparatos por parte del gobierno iraní y lo que es peor para los gerifaltes de Seattle: ese pedido podría cambiar de acera y llamar de nuevo a las puertas de Airbus.

¿Le haría daño a Boeing perder el contrato de Irán? Vamos a echar un vistazo a lo que supone el acuerdo alcanzado entre la compañía americana y el gobierno iraní. Tomamos las cuentas anuales de 2015 (las del año pasado todavía no las tenemos disponibles).

Fuente: cuentas anuales de Boeing 2015.

Si tenemos que el pedido de Irán asciende a 16,000 millones de euros (16 billions), si Boeing ingresase de golpe todo el acuerdo en un año el pedido de irán hubiese supuesto el 16% de los ingresos. Obviamente el acuerdo será tan alto, estamos hablando de precios de venta oficiales), pero os da una idea de cuanto parné estamos hablando para las arcas de la compañía. Entre esto y el contrato del AF-1, Trump y Boeing van a terminar a tortas en menos tiempo del que pensábamos.

Lleva menos de dos semanas en el cargo y ya la ha liado parda. Por el bien de todos en la aviación comercial: por favor Donald, estate quietecito y no toques nada.

Predicciones de aviación comercial 2016… Revisitado

¡¡Qué rápido pasa el tiempo!! (no podía comenzar una entrada sin esta manida frase). Y es que ya estamos a finales de 2016 y como siempre hacemos en este blog, es hora de revisitar las predicciones que hicimos hace 365 días sobre aviación comercial.

Así que cual Esperanza Gracia, vamos a desgranar todas y cada una de las predicciones que hicimos y a ver si hemos tenido algún acierto. Sígueme estimado Tauro.

  1. Airbus por fin saca el A380neo: (FAIL). Ni A380neo ni leches, y eso que comenzó bien el año con la “compra” de ANA de 3 aviones. Se habían escuchado rumores, incluso los gerifaltes de Airbus dejaban caer que era cuestión de tiempo, pero otro año sin un solo pedido de aviones tampoco ha dado resultado una remotorización del cachalote europeo. Es más: en septiembre Enders anunció que se iba a reducir la producción del A380 a 12 anuales a partir de 2018. Malos tiempos para la lírica que decían Golpes Bajos.

2. Irán hace un gran pedido de aviones: (EPIC WIN!!). Me llena de orgullo y satisfacción anunciarles que al menos con esta dimos de lleno. Todavía no se había anunciado ninguna compra pero el levantamiento de sanciones de EEUU al gobierno iraní vaticinaba una clara renovación de la flota de un país que quiere convertirse en “el quinto Beattle” tras Qatar, Etihad, Emirates y Turkish. Airbus le vendió un porrón y medio de aeronaves (118) y Boeing (pese a Trump) le ha vendido 80 aviones más hace apenas dos semanas. Ahora hay voces del ala republicana que quieren cancelar el acuerdo por esos aviones… pero dudo que Trump tras poner en duda el Air Force One y el F-35 se atreva a tocar un pedido de 16,000 millones de dólares, al fin  y al cabo como decíamos: todo el mundo ama a Teherán.

3. Airbus anuncia el A350-1100: FALLO MISERABLE. Este año ha sido parco en novedades en los constructores. Airbus tampoco ha anunciado el A350-1100 (o A350-200, A350-8000 o como quieran que le haya bautizado la prensa). Y lo mejor de todo es que parece que el retroceso en ventas del Boeing 777-X no anima a los de Toulouse a lanzarse al barro. De momento tenemos ya al A350-1000 volando por los cielos franceses y a un A350-800 oficialmente difunto desde hace dos años. Parece que desde Francia se van a esperar a que Boeing ponga en operación el 777-X y ver cómo funciona en ventas… y nosotros igual, esperaremos.

4. Ni el 747-8 ni el A380-800 reciben un solo pedido: (MEDIO ACIERTO!). La verdad es que esta era facilita, aunque ANA lo puso complicado con su pedido de tres A380, pero con truco, así que no lo contamos como pedido pues no aumenta la cartera neta de Airbus. En cuanto al Boeing 747 sí que ha recibido un pedido de 14 aviones de la versión carguera por parte de UPS, ¿suficiente? No. La misma compañía dijo en julio de este año de cancelar el programa si no se reciben más pedidos próximamente. The Queen is Dead que titulaba el gran álbum de los Smiths.

5. ¿Y habrá que hablar de aerolíneas no?: (MEDIO ACIERTO!). Por aquí sí que hemos vuelto a dar una de cal y otra de arena. Air Europa sí que aprovechó la flexibilidad del 787 para abrir rutas a Guayaquil, Córdoba o San Pedro Sula pero ni Iberia, ni Vueling ni Volotea abrieron rutas a destinos que indicábamos (de hecho IB ha vuelto a Japón y ha abierto Shangai). Y finalmente, con Wamos si acertamos ya que en Junio comenzó a operar desde España sus A330.

¿No ha estado mal del todo no? Nuestro índice de acierto está incluso más alto que Sandro Rey, Rappel o la Bruja Lola. Desde aciertos gloriosos como Irán a fallos calamitosos como las rutas de Iberia… Eso sí, permanezcan sintonizados: próximamente una entrada de predicciones de 2017.

Y para finalizar este recopilatorio pongan sus altavoces a todo trapo y disfruten de este glorioso temazo. Señoras y señores: con todos ustedes Los Mismos.

Iran Air y Boeing llegan a un acuerdo (por fin)

Este mundo no deja de sorprenderte. Los que hace cosa de dos años eran enemigos íntimos ahora resulta que son amigos del alma. Iran Air, que hace cosa de unos días estaba en la lista negra de la Unión Europea, ha pasado a ser totalmente apta a volar a Europa (¿tendrá que ver algo el pedido de más de 100 aviones a Airbus en Enero?). Cosas veredes Sancho…

Dicho lo cual, ahora le toca el turno a Boeing. El Eje del Mal parece que ya no lo es tanto puesto que Irán afirma que ha llegado a un acuerdo para hacerse con más de 100 aviones de la compañía de Sattle/Chicago.

By Konstantin von Wedelstaedt - Website: http://www.airliners.net/photo/Iran-Air/Boeing-747SP-86/1569423/&sid=e6125fd7d37ff9970f760ad67faed7bd, GFDL 1.2, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16810826

Foto by Konstantin von Wedelstaedt 

Ahora hace falta saber qué aviones van incluidos en esos 100 pedidos. Si lo que Irán está buscando es la competencia directa de las tres grandes del Golfo (Qatar, Emirates y Etihad) lo que buscará será abrir una cantidad ingente de rutas, así que no midamos el mercado de Teherán como un punto a punto sino más bien como otro hub en la región. Dicho lo cual, vayan pensando en un contundente pedido de “Triple 7s que le permita servir mercados americanos y rutas hacia el Sudeste Asiático y Australia. Algún 777 Classic de saldo y seguro que cae algún que otro 777-X para posicionarse como una de las pocas que vuele la nueva joya de Boeing.

¿Os han tintineado las pupilas por la emoción de ver un 747-8i de Iran Air? Pues id despidiéndoos:

Ya veis: Boeing no les ha ofrecido ni un solo 747-8 (¿ellos mismos lo dan como un caso perdido?). Las rutas más icónicas/demandadas serán servidas por el A380 (Heathrow, Charles de Gaulle, JFK, Sydney…) y no habrá un solo 747-8i de pasajeros… aunque no dicen nada de la versión carguera que es donde Boeing puede colocar algún que otro aparato a un precio moderado. Mi apuesta es que Boeing hará todo lo posible por vender varios ejemplares cargueros a una aerolínea donde el 747SP se ha estado volando hasta hoy… (si lo consigue eso ya es harina de otro costal).

Boeing

Boeing 777-9… ¿Caerá?

Otra de las compras que caen si o si son varios 787s. Iran ya compró 16 A350-1000 por lo que un 787-9 (o incluso el 787-8) encajaría para rutas de larga distancia con menor tráfico que las que vuelen con el A350. El resto del pedido será un combinado de 737MAX en sus diferentes versiones para volar en el mercado doméstico (si os fijáis tan solo han pedido 45 A320ceo/A320neo en el pedido a Airbus y estamos hablando de un país de 77 millones de almas).

Hemos hablado mucho en el blog de Irán e incluso era una de nuestras firmes apuestas para el 2016 que ya se ha concretado. Estos tipos han vuelto a mercado y tienen los bolsillos llenos de petrodolares… ¿Le toca el turno a Bombardier y  Embraer?

Todo el mundo ama Teherán

Todo el mundo quiere oler sus medias
todo el mundo le invita a lo que tiene
puede ser un desespero
por amor o por dinero
nunca serás el primero
todo el mundo ama a Isabel.

Como decía el bueno de Loquillo: todo el mundo ama a Isabel. Pues bien, bienvenidos a la era del “Todo el mundo ama Teherán”.

Probablemente ya sepas la noticia del mes (y de lo que llevamos del año): la compra de 114 aviones a Airbus. Por este humilde blog ya hemos comentado alguna vez que Irán necesita aviones urgentemente, podéis echar un vistazo a esta entrada donde desgranamos la decrépita flota que está volando a día de hoy aerolíneas como Irán Air.

El pedido de 114 aeronaves es, dentro de lo que cabe, bastante convincente: unos 90 A320 y 24 A330s/340s de segunda mano. Buena jugada para ambos: el A320 es un best seller que permitirá renovar el mercado regional iraní y de paso Airbus se quita de encima unos cuantos A340 que tiene arrumbados ofreciéndoselos a buen precio a un país que no tienen problemas por hacerse con combustible barato. Ahora bien, ayer otra noticia corrió como la pólvora, ya que no contentos con ese pedido de 114 aviones, ahora resulta que Irán quiere romper la baraja: sumar 8 A380s y 15 A350-900. Has leído bien: ocho atresochenta y quince atrescincuenta.

¿Dónde diablos piensan poner a volar esos A380? A medio mundo nos tiene descolocados. Pensad que estamos pasando de una aerolínea con una presencia en el mundo más que discreta (debido a las sanciones por parte de EEUU) a una aerolínea que planea operar 8 A380s, ¿de verdad hay casa pa tanta gente? Sea como fuere, todo el mundo ama Teherán.

A esto sumadle que también anuncias futuras compras a Boeing (como ya anuncien compras del 747-8i es para mear y no echar gota) y que Sukhoi ya dijo que esperaba una buena compra de SSJ100 por parte de Irán a cambio de trasladar cierta parte de su ensamblaje a suelo persa. Vamos, que desde Irán ya han prometido comprar unos 500 aviones en los próximos años y ahí todo el mundo quiere sacar tajada.

Mapa de rutas de Iran Air en 1973 (Caribb Flickr)

Mapa de rutas de Iran Air en 1973 (Caribb Flickr)

Pero volvemos a lo mismo: ¿esta brutal renovación de la flota garantiza per se el éxito? Pues no lo sé ciertamente, porque si Airbus y Boeing aman a Teherán, las aerolíneas de medio mundo no son menos: todas mueren por yacer en sus brazos. 

Hace un tiempo llegar a Teherán era bastante complicado (yo mismo estuve mirando vuelos para hacer unas vacaciones por ese fascinante país pero las combinaciones no eran todo lo deseable). Bien, desde que el pasado Julio EEUU comenzó a dejar caer que las relaciones con Irán comenzaban a ser más fluidas, todas las aerolíneas del mundo comenzaron a mover ficha y a pedir permisos. Pero es que desde que Naciones Unidas puso fin a las sanciones a los persas, se ha desatado la locura: todo el mundo ama a Isabel Teherán. Y eso va a suponer una brutal competencia para Iran Air y para todas las aerolíneas estatales del gigante persa.

Y a todo esto sumad que entre Qatar, Emirates, Etihad, Turkish, flydubai se llevan el 33% del mercado iraní… con lo que calma a todo el mundo: Air Irán o Mahan van a tener una flota renovada (¿con 8 A380s?) pero el resto del mundo se lo va a poner muy difícil, muy difícil, porque como ya sabéis: todo el mundo ama Teherán.

Irán, el nuevo objetivo de Boeing y Airbus

Al bueno de Obama parece que le gusta ir fumando la pipa de la paz por medio mundo: si primero fue con Cuba, poco después lo hizo con Irán (a este paso el menda es capaz de terminar la legislatura jugando a “su basket” con Kim Jong-Un y Rodman…).

Hoy vamos a hablar de este segundo tras el incidente del 747-300 de Mahan Air la semana pasada. Para los que no os enterasteis os pongo algunos tweets sobre el avión que perdió una turbina en pleno vuelo:

Hay que decir que tras las noticias de corte sensacionalista que aparecieron por medio planeta Mahan respondió con sorna:  

Lo curioso aquí es que se junta el hambre con las ganas de comer: Irán clama al cielo por repuestos para sus aviones  que están padeciendo el embargo que sufre Irán desde 1995, y Boeing y Airbus vender a un país que lleva dos décadas sin comprar un avión nuevo.

¿Qué implica el embargo a Irán?

  • Irán no puede comprar ningún avión directamente a Airbus o Boeing.
  • Tampoco puede comprar un avión que haya sido registrado previamente en EEUU.
  • Tampoco puede hacerlo con aviones Airbus o Boeing que tengan menos de 7 años de edad…
  • Y para colmo, deben tener menos de un 10% de componentes de fabricación americana.

Vamos, que se han visto avocados a tener aviones que hace años que no se ven volando en occidente como A300, A310, 747-SPs… Si nos fijamos en la flota de aeronaves de las tres principales aerolíneas de Irán nos podemos llevar las manos a la cabeza:

  • Iran Air: la aerolínea de bandera vuela 14 A300, 2 A310, 6 A320, 4 747-200, 1 747SP (yeah!), 16 Fokker 100 y un MD-82… ¿Edad media de la flota? 23 años.
  • Mahan Airlines: la aerolínea del incidente vuela actualmente 12 A300, 9 A310, 5 A340s, 2 747-300 y 15 BAe 146.
  • Aseman: vuela 3 A320s, 1 A340-300 (¡el segundo A340 jamás construido!), 5 ATR-72 y 19 Fokker 100.

¿Qué conlleva la falta de repuestos para que el mantenimiento se haga de forma correcta? Pues que solamente en los últimos 10 años se hayan dado 12 accidentes aéreos con víctimas mortales en suelo iraní.

747-SP! OBRA DE ARTE (Aero Icarus Flickr)

747-SP! OBRA DE ARTE (Aero Icarus Flickr)

Obviamente ante la nueva situación diplomática entre EEUU e Irán hay un par de empresas que se están frotando las manos: Boeing y Airbus. De hecho uno de los gerifaltes de la aviación comercial en Irán ya ha manifestado abiertamente que Irán va a necesitar más de 400 aviones en los próximos 10 años, a razón de  (ojo también a otro comentario de la rueda de prensa: de los 250 aviones comerciales existentes en Irán tan solo 100 pueden volar de forma regular por falta de repuestos).

No solo eso, sino que el ministro de transportes iraní también anunció hace pocas semanas que Irán va a invertir en la remodelación de 27 aeropuertos iraníes en los próximos 10 y años y ojo: mega-ampliación de IKA (Teherán) para poder recibir hasta 50 millones de pasajeros al año (ahora puede recibir 6 millones).

¿Qué implica esto?

Primero, negocio: no solo Airbus y Boeing están afilando los colmillos, la aviación regional también necesita renovarse y hay negocio también para Bombardier, Embraer, COMAC, Mitsubishi o (mi apuesta por sus estrechas relaciones) Sukhoi-Superjet.

Y en segundo lugar: si los planes son reales e Irán va en serio en su apuesto por Irán Air… vayan pensando en “el cuarto gigante” del Golfo Pérsico tras Qatar, Etihad y Emirates.