IAG le echa la zarpa a Niki a.k.a. Vueling Austria

Kaboom! A Dios pongo por testigo que dejaré siempre tiempo para poder escribir los últimos dos días del año porque últimamente cada fin de año llega un pertardazo bueno. Esta vez de la mano de IAG: acaba de hacerse con Fly Niki por 20M€. Mediante este acuerdo Niki como marca desaparecería y se crearía Vueling Austria (o algo por el estilo), aunque Walsh ya se ha apresurado a decir que funcionará de forma independiente a la oficina de Barcelona. La adquisición comprende los activos de Niki que se concretan en 15 Airbus A320 y una bolsa de slots más que interesantes en el corazón de Europa: Viena, Zurich, Düsseldorf…

Premonitorio!! (Trainler CC)

¿Qué gana IAG? Tiene una oportunidad excelente de integrar Niki en la marca Vueling y no sólo seguir operando el mercado vacacional que ya era rentable para Airberlin, sino que además tiene la posibilidad de crecer de la nada en una zona donde apenas existe, es territorio Lufthansa. Si IAG consigue crecer desde Viena puede ganarse un puñado de destinos mediante la marca VLG sin la necesidad de pasar por el aro de cualquier marca Lufthansa y más allá de esto: un crecimiento en Viena puede servir a IAG para abrir mercado también a LEVEL. Viena por ahora es un mercado olvidado para el lowcost de largo radio y si quieres dar un buen salto casi te ves obligado a pasar por el grupo Lufthansa. ¿Norwegian? Su presencia es incluso menor que IAG. ¿AF/KLM? Puede ser, pero Transavia o Joon no operan a Viena. De esta manera y si poco a poco van creciendo las sinergias VLG España con VLG Austria… no descarten a medio plazo unos cuantos A330 pintados de LEVEL partiendo desde la capital austriaca.

Bueno para IAG, bueno para los trabajadores de Fly Niki y… ¿para Lufthansa? poco miedo, tened en cuenta que Niki era la parte “estival” de Airberlin. Ésta última era el trozo gordo del pastel y ese se lo quedó Lufthansa, así que por esos 15 aviones y unos cuantos slots en VIE, nadie en Frankfurt se habrá echado las manos a la cabeza. Eso sí: para IAG es pasar del cero absoluto a un AOC con 15 aviones y 740 almas con ganas de sacar un proyecto adelante, una jugada más que interesante por apenas 40 millones de euros.

 

Vuelos Frikis: Niki realizará un vuelo de 10 minutos

Flickr: Gerard van der Schaaf

Flickr: Gerard van der Schaaf

¡¡Ay amigos!! Solo he visitado (desgraciadamente) Viena una vez: el puente de mayo del 2009 (siempre lo recordaré porque me enteré ahí del 2-6 que encajó el Madrid ante el Barça en el Bernabeu…).  Pero no lo hice directamente a Schewchat no, lo hice volando primero a Bratislava, la capital de Eslovenia que apenas está a una hora y era mucho más barato con Ryanair.

Bueno, y pensaréis: “¿Y a mi qué? ¡Yo he venido aquí a leer sobre aviones y aerolíneas tronco!“. ¡¡Tranquilidad, cálmense las masas!! Os cuento esto porque me he puesto romanticón al recordar mi vuelo a Bratislava cuando he leído que Niki (la compañía que compró Niki Lauda hace unos años) va a poner a volar un Embraer 190 entre Viena y Bratislava… Si si, has leído bien: Viena a Bratislava o Bratislava a Viena… tanto monta, monta tanto.

Lo que puedes realizar en menos de una hora por carretera, ahora Niki te propone que lo hagas en avión en… ¡¡10 míseros minutos!! ¿¿Comorl??: si, un vuelo de 10 minutos, algunos ya lo han bautizado como el vuelo internacional más corto del mundo.

¿Tiene sentido realizar una conexión aérea entre dos capitales que distan apenas 80 kilómetros? La cuestión es saber si alguien estará dispuesto a llegar al aeropuerto (que no están precisamente en el centro de la ciudad…), pasar filtros de seguridad, caminar por la plataforma, embarque… cuando en tren estás en tres cuartos de hora en el centro de la ciudad o en coche poco más o menos el mismo tiempo. Yo desde luego que no, pero como decía el torero: “maestro, hay gente pa tó!!.

Un claro ejemplo de las preferencias de los pasajeros la podemos tener en el puente aéreo, donde la entrada del AVE supuso un duro golpe para las operadoras, hasta tal punto que parece que Iberia Express, Vueling o Air Nostrum se hagan con el control total de dicha ruta es cuestión de tiempo… y eso que estamos hablando de un competidor (el AVE) que realiza el trayecto en 2 horas y media, cuando Niki se enfrenta a trayectos de 40 minutos. Una de dos: o Niki pone los billetes a precios irrisorios o hacer rentable un E190 de 100-110 asientos en trayectos de 10 minutos (cuando no estamos hablando de causa mayor como saltos a islas) suena a fábula.

Eso sí, los aerotrastornados de Europa ya tienen nuevo objetivo en su radar: pegarse un vuelo de 10 minutos con Niki.